Tips para conservar frutas y alimentos

El procesamiento y conservación de hortalizas y frutas tiene como propósito evitar situaciones de desperdicio de alimentos de un modo natural. Algunos de tales métodos son los que les comentaremos a continuación:

Calor

En este caso, a los alimentos- de manera habitual colocados en envases perfectamente lavados y tapados- se les somete a un tratamiento térmico, en baño maría, para formar el vacío y así, evitar su contaminación.

Refrigeración

De acuerdo a este procedimiento, los alimentos son sometidos a temperaturas bastante bajas, ya sea a nivel de refrigeración o de congelamiento. En esta última alternativa, la temperatura desciende a niveles en los cuales los microorganismos no pueden ya reproducirse. Por lo consiguiente, cuanto mayor sea la temperatura de los alimentos, mejor y más prolongada será su conservación.

Salmueras

La sal que se ha colocado directamente en el alimento, o en forma de salmuera, limita el desarrollo de los microorganismos, y cuando se agrega en concentraciones altas, tiene efectos bactericidas.

Adición de azúcar

La adición de cantidades considerables de azúcar también contiene el desarrollo de diferentes microorganismos, varios de ellos perniciosos para la salud. Algunos ejemplos de tales procesos son por ejemplo, la preparación de almíbares, la cristalización de frutas y mermeladas.

Acidifación

La utilización de jugo de limón, vinagre u otros ácidos, como por ejemplo: el málico, cítrico, fosfórico, acético, etc; además de un proceso de pasteurización- como el baño maría, ayudan a evitar el desarrollo de los mencionados microorganismos.

Fermentación

El proceso de la fermentación lo llevan a cabo bacterias que convierten el azúcar del alimento, en ácido láctico, dándole forma a un medio ácido que imposibilita la aparición de microorganismos dañinos para la conservación. Los diferentes vegetales utilizados en este proceso son la col y el pepino.

Secado o deshidratación

Ya sea por el calor del sol o el generado por una estufa, ocurre la eliminación del agua de los alimentos. Sin el vital líquido los microorganismos no pueden desarrollarse de manera correcta, lo cual facilita la conservación dilatada de los alimentos.

Un interesante método antiguo es el siguiente: antes de que el maíz se presenta una etapa, conocida en muchos lugares como camahua. En ella los granos no están secos ni tiernos. Sirve para la preparación de tlaxcales y cierta clase de gorditas que se cuecen en el comal.

Es una antigua técnica para conservar el maíz: se cuece y después se orea. Meses después vuelven a cocerse para que se rehidraten: con estos granos se prepara rico pozole.

Fuente de la imagen: http://www.doslourdes.net/


Categorías:
Comida y Bebida


Fatal error: Uncaught Exception: 190: Error validating application. Application has been deleted. (190) thrown in /home/ch3fmx/public_html/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273